Historia de los delitos de robo

En el año 1974 se crea la Brigada Especial Contra Asaltos (Beca) unidad policial creada por el aumento en los delitos de robo con intimidación, lo que hacían necesario en la época contar con una unidad policial especializada en la materia. Cinco años más tarde, en 1979 Beca cambia de nombre a la Brigada Investigadora de Asaltos (BIA); en 1991 cambia a Prefectura Investigadora de Asaltos (Pria), para en 1993 cambiar nuevamente a Comisarías Investigadora de Asaltos (Cina), para finalmente en 1998 pasar a llamarse Brigada Investigadora de Robo (Biro).

Historia de la Jefatura Nacional Contra Robos y Focos Criminales (Jenacrof)

La creación de la Jenacrof busca centralizar y coordinar las acciones policiales para la investigación y prevención de los delitos de robo en beneficio de la comunidad. Ésta jefatura agrupa todas las Brigadas Investigadoras de Robo a nivel nacional con el objetivo de optimizar resultados por medio de oficiales que están en constante perfeccionamiento con el propósito de satisfacer las necesidades que se generan dentro de las investigaciones.

Brigada Investigadora de Robo Metropolitana

La primera unidad policial especializada en robo de la Región Metropolitana, fue la Birom, hoy en día Birom Occidente. Ésta con su centro de operaciones por años ha logrado un destacado funcionamiento en la resolución de delitos de alta connotación social.

 

Casos emblemáticos:

Banda “Los Políticos”, asalto a transporte de valores ingeseg: Año 2003 la Birom detuvo a los delincuentes involucrados en el robo con intimidación que afectó al camión de valores ingeseg, quienes eran integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), quienes luego de ocho robos a estos cambios lograron un botín de un millón de dólares aproximadamente.

Monto recuperado :$170.000.000 y U$23.000.

Vinculaciones: En este caso, se logró determinar que gran parte de los activos fueron destinados a operaciones clandestinas en Brasil y Argentina, lo que motivó la detención en Brasil del “comandante Ramiro” autor intelectual y material del secuestro del empresario brasileño de apellido Olivetto; y del “comandante Apablaza”, quien se encontraba oculto en una parcela de agrado al sur de Argentina.  

Otras detenciones derivadas de esta investigación fueron las de Rogelio Ortega Osorio, integrante del FPMR y autor de varios delitos de robo con intimidación perpetrados entre los años 2005 y 2008, entre ellos el robo a Banco Estado, sucursal San Miguel, cuyo objetivo era la bóveda que contenía 500 millones de pesos. Ésta detención se logró luego de tres años de investigación para lograr la ubicación de Ortega Osorio en la localidad de Antuco en la Región del Biobío.

Banco Bice “Robo a cajas de seguridad”, el 21 de mayo del año 2004 se detuvo a uno de los delincuentes que participó en uno de los robos de banco más importantes, donde los antisociales abrieron 120 cajas de seguridad de la sucursal de Alonso de Córdova, del Banco Bice. Éste asalto logró violar todos los sofisticados sistemas de seguridad de la época, con el modus operandi de anular los sistemas de alarmas, desviar las cámaras de seguridad y con la ayuda de un soplete, cincel, ganzúas y martillos, realizar un forado en la puerta blindada de la bóveda.

Avalúo: 2 millones de dólares aproximadamente, en joyas y dinero en efectivo.

Vinculaciones: Carlos Iturriaga Alarcón, más conocido como “Carlos Joya” era el líder de la banda, quien sólo con 24 años tenía una vasta experiencia, por sus participación en delitos de robo. En octubre del año 2003 fue el líder del robo a la bóveda de la caja del crédito prendario de Talca, y en el 2004 robó el Banco de Estado de la ciudad de Puerto Montt.

Robo del siglo “Asalto al camión Brinks”, el 8 de abril del 2006 en la madrugada un grupo de delincuentes llegaron a bordo de un furgón hasta el aeropuerto Arturo Merino Benítez, en la comuna de Pudahuel, donde luego de pasar desapercibidos por los guardias del sector ingresaron hasta el sector de cargo de LAN, y premunidos de armas de fuego redujeron a los empleados de la empresa que en ese momento traspasaba remesas hacia el camión de seguridad, que tenían como destino sucursales bancarias de las ciudades de La Serena, Calama y Concepción.

La organización criminal que participó en este atraco, tenía información privilegiada sobre el itinerario, ya que actuaron muy preparados, teniendo en cuenta que dentro de las bodegas del aeropuerto y por una normativa de la Dirección General de Aeronáutica Civil, no puede haber armas en ese sector.

Avalúo: 922 millones de pesos.

Vinculaciones: Tras una ardua investigación de la Brigada Investigadora de Robos Metropolitana y de inspección la ruta del camión Brinks, se logró establecer lo ocurrido luego de la salida del vehículo que transportaba el dinero. De esta forma, se estableció que luego de abandonar el furgón, donde se encontró el radiotransmisor, surgieron datos de la camioneta que utilizaron para el recambio y el apodo de uno de los delincuentes, “El Guatón”, el que correspondía a Claudio Cabrera, el líder de la organización.

Luego de una investigación se logró dar con el paradero de Claudio Cabrera, quien se podría encontrar en un sector humilde de la comuna de San Antonio en la Región de Valparaíso, donde vivía su conviviente. Sin embargo, se pudo determinar que se encontraba en la comuna de Cartagena, en la misma región, donde estaba estableciendo conexiones de testaferros para la inscripción de propiedades.

Luego de la detención del líder, se detuvo a Carlos Rivera Quiroz, a quien se le adjudica el haber prestado el automóvil que utilizaron para huir a la Región de Valparaíso, además de Sandra Rivera Quiroz, hermana de Carlos y la novia de Cabrera.

Los Hermanos Kaufhold “Robo a Camiones”, el año 2008 después de una investigación de análisis y trabajos criminalísticos, se logró detener a cuatro sujetos autores de seis delitos con intimidación a choferes de transporte de camiones de mercaderías de grandes tiendas.

La banda organizada para este delito estaba compuesta por delincuentes en libertad y otros en prisión preventiva, quienes estudiaban las rutinas y movimientos de las empresas de retail, luego de esto los delincuentes se caracterizaban como “falsos policías” u “operadores viales”, para engañar a los afectados, quienes eran abordados con armas de fuegos intimidándolos e ingresándolos a vehículos menores, para luego entregar el botín a otro grupo que trasladaba la mercancía a bodegas arrendadas para la carga y descarga de los artículos.

Avalúo: 1.000.000.000 millones de pesos, valor comercial estimado de los robos.

Monto recuperado 400 millones de pesos.

Vinculaciones: Los hermanos Kaufhold componían la banda apodada los “Cuatro Fantásticos”, los que fueron detenidos en abril del año 2008, tras cometer asaltos violentos a vehículos de carga.

Si bien los hermanos Kaufhold se encuentran recluidos durante el año 2010, luego de una investigación, se pudo acreditar luego de dos años de investigación que la organización criminal estaba rearticulada, y que a pesar de que los líderes estaban en la cárcel, ésta operaba administrada por sus cónyuges y hermanas, las que por medio de reos contactaban tanto a delincuentes que realizaban el ilícito, como a personas que les proveían de datos de las víctimas. Junto con esto, las mujeres también participaban activamente de los atracos. En esta ocasión se detuvo a 10 integrantes de la banda que estaban operando en libertad.