Recomendaciones para prevenir envenenamiento por inhalación de monóxido de carbono.

Ante todo, es importante destacar que el monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico, incoloro, inodoro, inflamable, no irrita, no hace toser y no es detectable a través de los sentidos, por ello su exposición puede ser totalmente desapercibida.
Anualmente, se producen muchas muertes y accidentes graves relacionados con la inhalación de CO y cabe destacar que muchos de los envenenamientos ocurren durante los meses con bajas temperaturas, cuando los artefactos o medios de calefacción se usan inadecuadamente.
Se desconoce la incidencia real del envenenamiento por CO, ya que muchas exposiciones no-letales son indetectables. De hecho en diversas investigaciones realizadas, las personas que han sobrevivido a una intoxicación masiva por CO, relatan que en forma previa a la ocurrencia del hecho, habían sufrido de dolores de cabeza e incluso desmayos, no obstante lo anterior, jamás sospecharon que la causa de todo ello había sido el CO.

Origen del CO

En los hogares, el CO proviene de los productos de la combustión de todos los artefactos a gas, de una chimenea donde se queme leña, de braseros a carbón, del humo de un cigarrillo, etc.
El CO es un producto indeseado de la combustión incompleta (no higiénica).
Los productos de la combustión cuando ésta se produce con suficiente provisión de aire son esencialmente: CO2 y H2O (dióxido de carbono y agua).
Los productos de la combustión cuando ésta se produce con insuficiente provisión de aire son: CO2 y H2O además de C y CO. (carbono y monóxido de carbono)

Efectos del CO en el ser humano

El CO se absorbe fácilmente a través de los pulmones para pasar a la sangre y se combina con la hemoglobina para formar carboxihemoglobina (COHB) e impide el transporte de oxígeno a los tejidos.
El CO se une con la hemoglobina con una afinidad de 200 a 300 veces mayor que el oxigeno. La acción tóxica primaria de este gas es la asfixiante. Produce efectos sobre el sistema cardiovascular, disminuyendo la capacidad de trabajo.
La exposición a medias y bajas concentraciones es totalmente reversible.
Un porcentaje importante de los envenenamientos severos tiene consecuencias fatales.
La inhalación de CO en concentraciones bajas causa cefaleas, cuadros de mareos con zumbido de oídos, náuseas y vómitos; dolores abdominales y sensación de palpitaciones. A continuación, se puede llegar hasta el coma, adquiriendo la piel una típica coloración rojo cereza, aunque no en todos los casos.
El envenenamiento en ambientes de alta concentración, aunque por corto tiempo, es más nefasto, que la exposición en concentraciones bajas por períodos largos.
Las consecuencias sobre el ser humano debido a una intoxicación por CO está determinada por diversos factores, entre ellos: concentración de CO, tiempo de exposición al CO, actividad física realizada durante la exposición, condición física y de salud del individuo.
El libro “Medicina Legal Judicial”, del autor C. Simonin, editorial JIMS, capítulo “Medicina legal toxicológica”, sección “Intoxicación por el óxido de carbono”, señala el gráfico que puede visualizarse en el sitio web www.lacrim.cl, opción “publicaciones”.

Aspectos técnicos de producción de CO en los hogares

Las principales fuentes son los equipos y artefactos que utilizan el carbono como componente del combustible (carbón, madera y en general todos los combustibles derivados del petróleo, sean éstos, sólidos, líquidos o gaseosos).
Existen varias aristas respecto del origen del CO, no obstante, éste se presenta básicamente por la confluencia de dos factores interrelacionados entre sí:

  • Mala calidad de la llama (relativo al funcionamiento del artefacto) y;
  • Deficiencia en la provisión de aire y/o evacuación de los productos de la combustión (relativo al funcionamiento del sistema).

Respecto de la calidad de la llama en los quemadores de un artefacto, ésta debe ser de color azul y estable. Si es de otro color (amarillo o tonalidades anaranjadas o rojas), entonces está funcionando en forma defectuosa.
A su vez, la calidad de la llama en un quemador está en directa relación con el aire primario y el aire secundario.
Ambas situaciones extremas, falta de aire (fenómeno conocido como desprendimiento de llama) y el exceso de aire (llama envolvente), son combustiones incompletas (combustión no higiénica) y por tanto, situaciones no deseables, ya que mientras la primera puede provocar el apagado accidental de la llama del quemador, la segunda provoca CO.

Ventilación

  1. La ventilación de un recinto debe proporcionar un flujo de aire necesario para la correcta combustión en los artefactos / equipos instalados en éste, además de la adecuada renovación de aire en su interior y dilución de los gases producto de la combustión en los artefactos de tiro natural.
  2. Las características de la ventilación varían según el volumen del recinto donde se encuentra instalado el artefacto (s), el tipo y potencia de estos, el tipo de combustible, entre otros aspectos, por lo que necesariamente dicho cálculo debe ser realizado por un profesional competente.
  3. En general, las puertas y ventanas no constituyen ventilaciones.
  4. Los extractores de aire ubicados en los recintos donde se encuentran instalados artefactos de tiro natural, pueden provocar un efecto adverso para la evacuación de los productos de la combustión.

Nota: Tiro natural: Diferencia de presión en un conducto de evacuación de gases producto de la combustión producida por la diferencia de masa volumétrica (densidad) existente entre los gases calientes y el aire atmosférico externo, provocándose un empuje ascendente de los gases de combustión, de menor densidad, con la consiguiente depresión o presión negativa en la cámara de combustión, sin la intervención de medio mecánico de aspiración alguno. (extraído del D. S. Nº 66/07, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, correspondiente al Reglamento de Instalaciones Interiores y Medidores de Gas)

Evacuación de los productos de la combustión en un artefacto a gas tipo B

  • Condición riesgosa. (Tiro defectuoso  o  CO alto).
  • Condición peligrosa. (Tiro defectuoso  y  CO alto).

Nota: Tiro natural: Diferencia de presión en un conducto de evacuación de gases producto de la combustión producida por la diferencia de masa volumétrica (densidad) existente entre los gases calientes y el aire atmosférico externo, provocándose un empuje ascendente de los gases de combustión, de menor densidad, con la consiguiente depresión o presión negativa en la cámara de combustión, sin la intervención de medio mecánico de aspiración alguno. (extraído del D. S. Nº 66/07, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, correspondiente al Reglamento de Instalaciones Interiores y Medidores de Gas)
Los productos de la combustión, al devolverse, lo hacen a través de los deflectores laterales del cortatiro y debido a que los gases calientes contienen bastante agua, esta situación se puede detectar, colocando un espejo en este sector (si se empaña, entonces los productos de la combustión se devuelven).
Se recomienda visitar el sitio web www.lacrim.cl y luego seleccionar la opción “publicaciones”, para visualizar los distintos gráficos, imágenes y esquemas relacionados.