EN EL CASO DE NIÑOS Y ADOLESCENTES

  • Constantemente háblele a su hijo sobre el amor hacia él, que recuerde que los padres están para apoyarlos y ayudarlos en las distintas etapas de su vida y ante las crisis que pueda ir experimentando.
  • Enseñe a sus hijos que si están en un lugar público y de pronto se separan, que no deambulen buscándolos. Deben acercarse a un guardia de seguridad o a algún negocio y decirles que necesitan ayuda para encontrar a su mamá o papá.
  • Obtenga referencias sobre las personas que cuiden a sus hijos mientras usted trabaja o cuando sale de paseo.
  • Es importante que tanto su hijo como usted sean cuidadosos y estén atentos, pero que no tengan miedo.
  • Esté atento cuando un adolescente o adulto presta demasiada atención a su hijo o hija o que les hace regalos impropios o caros.
  • Enseñe a sus hijos que nadie debería acercarse a ellos o tocarlos de una manera que los haga sentir incómodos. Si alguien lo hace, ellos deben contárselo inmediatamente a usted. Nadie debería tocarlos en las partes privadas de su cuerpo.
  • Enseñe a sus hijos que nunca suban a un auto o que vayan con alguna persona a menos que ustedes les hayan dado permiso.
  • Si alguna persona adulta necesita ayuda o información, no debe pedírsela a un chico, debe pedírsela a otro adulto.
  • Tenga una palabra clave secreta y fácil con sus hijos. En caso que alguien se acerque a ellos para decirles que usted no puede buscarlos y que debe irse con él, esa persona debería saber esa palabra clave para que su hijo esté seguro que usted lo autorizó. Si no la sabe, que se aleje lo más rápido posible y que le diga a la maestra o a un guardia.
  • Enséñeles a gritar y defenderse en caso que alguien los quiera llevar por la fuerza. Que griten: este hombre (o mujer) no es mi padre (o madre) y está tratando de llevarme!
  • Sus hijos no deberían ir solos a ninguna parte, dígales que siempre se movilicen con un amigo.
  • Si alguien quiere sacarle una foto a su hijo o hija, primero debe pedirle permiso a usted. Enséñele a su hijo que no acepte que le saquen fotos sin permiso de sus padres.
  • Enseñe a sus hijos a confiar en sus propios instintos y asegúreles que tienen derecho a decir NO a lo que ellos sienten que está mal o los hace sentir incómodos.
  • Tenga una comunicación efectiva con su hijo o hija. Es importante establecer una atmósfera en la casa donde su hijo se sienta cómodo para hablar acerca de cuestiones sensibles y a contar sobre experiencias que pueda haber vivido.
  • Permítales hablar libremente sobre lo que les gusta y lo que no les gusta, sobre sus amigos y sus sentimientos.
  • Sepa donde están sus hijos en todo momento. Conozca a sus amigos y sus actividades cotidianas.
  • Sea perceptivo a los cambios en el comportamiento de su hijo o hija; constituyen una señal de que debe sentarse y hablar acerca de qué causó los cambios.

Con respecto a Internet

  • Conozca Internet y los servicios que usa su hijo. Si no sabe como entrar, pídale que le enseñe a hacerlo y que le muestre lo que hace cuando está "online".
  • Enseñe a sus hijos tanto los beneficios como los peligros del espacio cibernético para que puedan protegerse ante una situación peligrosa.
  • Trate que la computadora esté en un ambiente de uso familiar como el comedor o cocina, en lugar del dormitorio.
  • Trate de conocer a sus "amigos cibernéticos" tal como conoce a sus otros amigos.
  • Si su hijo o hija le cuenta acerca de una persona o de algo perturbador que encontró en línea, no lo culpe sino ayúdelo a evitar problemas en el futuro.
  • Enseñe a sus hijos a nunca dar información que lo identifique (domicilio, número telefónico, escuela a la que concurre, etc.) a menos que lo haga bajo su atención y autorización.
  • Su hijo o hija debe saber que nunca debe concertar reuniones personales con otros usuarios de Internet sin su consentimiento.
  • No es conveniente que su hijo o hija pase largas horas en Internet, especialmente tarde en la noche.
  • Indíqueles que nunca respondan mensajes de correo electrónico, comentarios de los foros de conversación o de los grupos de noticias que sean hostiles, obscenos, impropios, amenazantes o que lo hagan sentir incómodo. Si reciben un mensaje acosador, de naturaleza sexual o amenazante, envíe una copia del mensaje a su Proveedor de Servicio de Internet y pida ayuda.
  • Actualmente hay servicios que califican los sitios Web por contenido, así como programas de filtro y navegadores que permiten a los padres bloquear sitios de los que sabe que contienen material objetable.

Fuente: National Center for Missing and Exploited Children