PRECAUCIONES PARA EVITAR ROBOS A VEHÍCULOS

  • No dejar su vehículo con el motor en marcha y sin ocupantes en su interior.

  • No acumule paquetes en su vehículo mientras realice compras, ni menos debe dejarlos sobre los asientos. Ubíquelos en el portamaletas y luego si va a seguir comprando debe cambiar el automóvil de estacionamiento, así podrá despistar a los delincuentes si estos le están observando para robarle desde el interior de su vehículo.
  • Instale dispositivos de seguridad, como alarmas antirrobo, interruptor corta corriente, barras o cadenas de seguridad que impidan a extraños a sustraer su vehículo.

  • Cierre bien su vehículo cuando lo estacione, asegúrese que ha quedado cerrado con seguro y con sus vidrios totalmente subidos.

  • Cambie las combinaciones de las chapas. En caso que extravíe las llaves de su vehículo modifique la combinación de la cerradura, debido a que es factible que sean encontradas por algún individuo que lo conozca e intente sustraer su vehículo o especies de su interior.

MIENTRAS CONDUCE

Existen delincuentes habituales que, con el objeto de cometer robos con intimidación, se desplazan en automóvil por distintas calles intentando ubicar a una víctima, que también conduzca un vehículo para proceder a impactar su parte trasera. Simulando darse a la fuga logra que el afectado lo persiga, guiándolo hacia arterias con poco tránsito o hacia poblaciones o sitios eriazos. Una vez conseguido su objetivo, se detienen y cuando se acerca el conductor proceden a intimidarlo, ya sea con armas de fuego u otros elementos, obligándolo hacer entrega de todas las especies de valor y, en algunas oportunidades, incluso del auto.

Ante esta situación se recomienda:

  • No seguir el vehículo que lo impacta, ni detenerse si se encuentra en una calle con poco tránsito o alguna población peligrosa.

  • Anotar la placa patente, la marca, modelo y color del móvil.

  • Fijarse y recordar las características morfológicas de los sujetos.

  • Diríjase inmediatamente a la unidad policial más cercana con el objeto de estampar la constancia correspondiente o cursar la denuncia si la situación lo amerita.

Algunos antisociales identifican a la víctima como el lugar donde estaciona su vehículo, luego proceden a pinchar uno o dos de los neumáticos del móvil para que pierdan presión lentamente. Al regresar de sus trámites, la persona aborda su vehículo iniciando la marcha. Acto que es seguido por los delincuentes hasta que se detiene para constatar el desperfecto, instante que es aprovechado por ellos para “gentilmente” ofrecer su ayuda. Al constatar que las condiciones les son favorables, estos sujetos proceden a intimidar al conductor y ocupantes obligándolos a hacerles entrega de todas las especies de valor.

Ante esta situación se recomienda:

  • Observar antes de abordar su vehículo la presión de los neumáticos. Si nota que se encuentran bajos solicite ayuda a personas de confianza, en lo posible ingrese nuevamente al lugar donde se encontraba y desde allí pida el auxilio respectivo.

  • Si lo anterior le ocurre durante el desplazamiento, antes de detenerse verifique que el lugar sea seguro y que en lo posible exista presencia policial.