A LA SALIDA DEL BANCO

  • Si concurre a una entidad bancaria a girar sumas importantes de dinero, hágalo siempre acompañado y trate de evitar que otras personas se percaten de esta acción. No cuente el dinero a vista y paciencia de todos.

  • Si en el interior de la entidad bancaria, se percata que es observado en demasía por alguien que le parezca sospechoso (hombre o mujer), no salga del lugar. Observe los movimientos de esa persona, acérquese al guardia de seguridad, solicite por teléfono que algún familiar y/o empleado lo vaya a buscar.

  • Si sale del banco y se percata que es seguido por personas que le parezcan sospechosas, vuelva a ingresar a la entidad bancaria y tome las precauciones ya señaladas.

  • Luego de realizar la gestión bancaria, se dirige a su vehículo y se pone en marcha, observe si al mismo tiempo, otro vehículo hace su mismo recorrido, lo pueden estar siguiendo. Regrese al banco, diríjase a alguna estación de servicio o a lugares donde exista afluencia de público. No transite por lugares desolados.

  • Al salir del banco y dirigirse a su automóvil, antes de abordarlo, revise los neumáticos. Si encuentra algo sospechoso, regrese a la entidad bancaria y solicite ayuda.

  • Si sale del banco y al iniciar la marcha, se percata que uno de los neumáticos se encuentra pinchado, no se detenga en lugares desolados, concurra a una estación de servicio cercana y/o a un lugar que le parezca seguro.

  • Si sale del banco a pie, trate de tomar las mínimas precauciones, observe su entorno, mire hacia atrás, si se percata que lo siguen, toque el timbre de una casa y solicite ayuda. Transite por lugares con afluencia de gente, no lo haga por sectores desolados.

  • Si administra un negocio, no envíe sólo a un empleado a realizar depósitos y/o a girar sumas importantes de dinero. Especialmente en fechas de pago de sueldo.