PREVENIR DESAPARICIÓN O SECUESTRO DE BEBÉS

  • No permita que ningún extraño tome a su bebé en la calle. No importa si el extraño elogia al niño y pide permiso para acariciarlo. Decir “no” siempre es lo mejor para alejar el peligro.

  • Cuando pasea al bebé en coche, siempre es conveniente orientar el coche para ver de frente continuamente al niño. No es aconsejable circular con el bebe mirando hacia delante porque facilita el accionar de los ladrones.
  • En una plaza, hay que estar atento al niño y no perderlo de vista. Lo primordial es no distraerse charlando con otras madres mientras el chico juega, principalmente si el niño es travieso y suele correr mucho.
  • Cuando una persona intenta acariciar el bebe, es necesario ser firme y decir: “Gracias por sus buenas intenciones, pero no quiero que se acerque al niño”.

  • No bordar el nombre del niño en el delantal del jardín, ya que personas extrañas pueden llamarlo por su nombre y hacerle creer que son conocidos.

  • Ante una situación de confusión, lo mejor es tomar al niño y retirarse del lugar enseguida. Si no es posible, la salida más aconsejable es gritar para pedir la presencia policial.
  • Es muy importante denunciar todos los hechos que suceden. No importa si el robo no se concretó. Alertar a la policía es importante para poder atrapar a los ladrones y evitar otros casos.

En todos los casos se recomienda acudir lo antes posible a una dependencia policial para radicar la denuncia.

Fuente: National Center for Missing and Exploited Children.